VACACIONES EN HOKKAIDO: en el Shibetsu Shunkumitau Wild Bird Sanctuary. 29 de agosto

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desde Nemuro nos acercamos por la mañana al centro ornitológico de Shunkumitau. Tiene un recorrido circular muy agradable de hacer supuestamente para ver pájaros aunque vemos pocos. Pasamos muy cerca de una pista que muere -valga la ironía – en un cementerio. Es curioso, tan apartado, como escondido, y sin muros. Las tumbas también son curiosas, en general de granito en tonos grises, con una especie de pilar central y dos hornacinas a los lados. Cuando llegamos a un punto mas alto donde tenemos una pérgola con su mesa y bancos, y con vistas a una costa medio arenosa, medio rocosa, hay un panel explicando que esa es una zona con restos arqueológicos, supongo que cabañas de los ainu. No me extraña, porque parece una zona con un feng-shui especial, y seguramente el cementerio ya se venia usando desde hace muchos años.
Desde este recorrido, tras elegir comer bajo la pérgola, y jugar A un rato en el centro de interpretación, mientras Jose repasa la población ornitológica, vamos a hacer otro recorrido cercano en la costa, sobre tarimas, en cuya entrada se nos advierte que es zona expuesta a tsunamis. Efectivamente, al final hay un trayecto cortado por destrozos, y se pueden contemplar los destrozos en el bosquecillos que cubre la zona, con arboles de raices enormes levantadas. Se trata de una zona de marisma, cubierta de muchas conchas y caparazones de caracolillos, donde pasta las garzas y hasta una pareja de grullas de caperuza roja, con algún águila pescadora oteando también.
Desde aquí fuimos al albergue del ultimo día en el PN Kushiro Shitsugen, en una casa también llena de motivos ingleses al lado de una estación de tren. Vimos el anochecer desde un mirador del parque.
Antes de acostarse una sorpresa: Jose al final decide mirar la hora de salida del avión ya que uno le venia insistiendo para aclarar la ahora de llegada de mi hotel ! Y descubre que llegamos a Haneda! No solo eso, también que A y el salen de Haneda, como yo. Por tanto viajamos juntos, tal y como se había planificado en inicio, y su reserva en el hotel cerca de Narita no era apropiada. Tuvimos que pasar un rato largo intentando modificar la.mía de habitación individual en una doble, lo que no conseguimos hasta el día siguiente gracias a nuestra anfitriona que llamó por nosotros al hotel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s