NVACACIONES EN HOKKAIDO: la península de Notsuke con muchos mosquitos. 28 de agosto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Abandonamos el PN Shiretoko temprano y nos a llegamos a Rausu, en la otra cara de la península, para hacer un “crucero” de los que prometen ver ballenas. Se trata de un pequeño pueblo pesquero en el que desemboca un río que debe ser slmonero, por la cantidad de alusiones en las verjas, en el que se están bañando las gaviotas con sus pollos ya grandes. Dice J que al menos hay de dos tipos. Como nos ha pasado en otras ocasiones, de ballenas nada. Vemos de lejos un cachalote que se sumerge mostrando su cola cuando se acerca nuestro barco y el de la competencia que también esta en las inmediaciones. Luego vemos un albatros y así parece que hemos gastado 90 € en un paseito en barco con las islas Curies al fondo para ver un cachalote y un albatros.
Después de comer nos acercamos a la pequeña península de …, una estrecha lengua de tierra con forma de hoz, en cuyo acceso apenas si había espacio para la carretera y unos matos de hierba. En la parte mas ancha se ven casas de marineros, con sus barcos y aperos, el centro de interpretacion, y bastantes ciervos, sobre todo hembras con crías, campando a sus anchas. En la parte acuática, muchísimas garzas. Hacemos la ruta en paralelo a la que debe hacer unos carromatos tirados por caballos para turistas y que, desde el centro de interpretación, recorre la península, sorteando algunos ciervos que deben de tener dueño, porque no se espantan demasiado, y algunas hembras tienen collar y crotalos. En la punta, hallamos una pasarela de madera que nos muestra los restos de lo que fue un bosque, posiblemente destruido por el tsunami de 2011, cuyos restos sirven de cama para un montón de limicolas que se preparan a dormir.. Un paisaje fantasmagorico y un atardecer precioso. Retornamos acompañados de una nube de mosquitos, sobre todo Jose, que le cubren el aura. Eso nos obliga a apretar el paso, meternos corriendo al coche, y una vez dentro emprender una cacería contra los molestos intrusos que se han colado.
Esa noche dormimos en Nemuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s