VACACIONES EN HOKKAIDO: impresiones

La gente: en general encantadora, extremadamente ceremoniosos, hacendosos y serviciales. La sensación de seguridad es total, parece que la educación y la filosofía oriental tiene poco que ver con la española. Parecen tímidos y sin embargo poco pudorosos porque se ven fotos de principio del siglo XX a hombres y mujeres bañándose desnudos en onsen sin problemas por la cámara. Sin embargo no se tocan, ni en las telenovelas. Eso sí, difícil entenderse con ellos porque parece que no saben mucho ingles y además la dicción de su lengua impide una pronunciación adecuada. Para decir cofee se entiende “cogí”. Las mujeres parecen un poco peculiares con sus modas, en general como si vestirse fuera un mal necesario, o cogieran la ropa del armario sin despertar del todo: aveces superponen dos pantalones o ponen manguitos. Para el monte hemos visto hasta una especie de delantales, o polainas de cuadros o flores. Son muy delgado tos, aunque alguna excepción también se ve.

IMG_2324

Las casas: prefabricadas en general, de chapa, PVC, madera… Colores claros u ocres en fachadas y rojo, azul o negro en tejados. Con unos misteriosos cajones metalicos con patas en el exterior, del que parte un cable, por lo que me imagino que alberga la toma de corriente. Suelen tener jardincito o macetas, pero sin verja. Pocos perros y gatos.

1409268058285

Los baños: una delicia su costumbre de baño comunitario en bañeras grandes llenas de agua entre 41 y 42 °C, que en ocasiones son semipiscinas o se acompañan de sauna. Antes de entrar en la bañera tienen las duchas con sus botes de gel y champú, situadas a ras de suelo, con un escaño para sentarse que según para quien puede resultar incomodo y una palanganita. En la antesala siempre la pesa, debe de ser importante. Supongo que estos baños son la adaptación a las casas de los onsen. Para secarse no llevan toalla grande, sino una mínima o un paño que dentro de la bañera ponen en la cabeza. Los retretes pueden ser estilo occidental -en ocasiones con tapas tecnológicas que calientan el asiento, hacen ruido de cisterna para camuflar los propios o las veces de bidet- o japones, tipo agujero en el suelo. Suelen tomarse muchas molestias en explicar como se usan. Un detallito que vi interesante: en algunos baños de señora hay ua peana para colocar sentado enfrente al bebe sin que se caiga, para que vaya aprendiendo y de libertad de movimientos a la madre. El papel es muy fino, parece que se disuelve.

1409268059448 1409268059633

Los saquitos de arena: una cosa muy curiosa. Los utilizan para muchas cosas, sobre todo para hacer bancales elevados en el suelo (sin sacar la tierra del saco), o para utilizarlos como peso atados por encima de lonas de plastico. Caminando es normal ver en el borde del camino los flequitos de los sacos que ya se van deshaciendo y se han cubierto de hierbas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La carretera: suelen estar muy bien mantenidas y se suelen en contra tramos en obras con un montón de señales y balizas, incluyendo al obrero que con un banderín rojo o blanco te indica si debes detenerte o puedes pasar, y luego te saluda con una reverencia. De noche, hasta las carreteras apartadas, tienen un montón de reflectantes para que no te despistes. Todas la carreteras tienen postes cada pocos metros con unas flechas flotanted que indican el borde, supongo que para indicar el camino cuando las tapa la nieve. Gustan de los coches funcionales y predominan unas minifurgonetas casi cubicas que prácticamente no tienen morro. Es curioso que en los aparcamientos en batería suelen ponerse todos iguales, morro o trasera hacia afuera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

 

 

 

Las papelera: simplemente no hay. Hay que procurarse bolsitas para meter la propia basura y tirarla en contenedores interiores o en las jaulas donde tiran ellos la suya. Y sin embargo la calles y carreteras están muy limpios.

En general: Hokkaido es una muestra de lo que debió ser el Japón rural antes de convertirse en líder de tecnología: un país mirando al mar. Lo dice su comida a base de pescado sobre todo. Se le acusa de cometer barbaridades marinas como no acatamiento de las restricciones de caza de ballena o matanza de delfines, aunque me gusiraria escuchar sus razones, porque su dependencia del mar es tan grande que los supongo grandes expertos y, desde luego, perfectamente conscientes de la necesidad de mantener el ecosistema vivo y equilibrado. Sorprende que con el desarrollo se hayan decantado por la energía nuclear cuando tienen un gran potencial hídrico, eólico y, sobre todo, geotermico, que los islandeses sí han sabido aprovechar muy bien.